Como cabecear el balón y no morir en el intento.

Como es bien sabido en el fútbol, es antirreglamentario el uso de los brazos o manos. En su defecto el control del balón debe ser por medio de las piernas, el pecho y la cabeza. Sin embargo, hay un riesgo claro de daño cerebral o otras afecciones en la cabeza cuando no se cabecea adecuadamente.

Incluso una rutina que incluya cabecear balones de manera frecuente durante la práctica diaria, puede llegar a generar cambios en el cerebro a largo plazo.

Pero como es bien sabido, hay momentos en los cuales es necesario cabecear un balón. De hecho, ha sido la cabeza la artífice de goles tan hermosos a través de la historia como el de Falcao imponiendo el 2-0 ante Polonia. Es por esta razón que es tan necesario enseñar a nuestros jugadores desde una edad temprana los fundamentos de los cabezazos en el fútbol.

Por esta razón Bolton Colombia trae cinco pasos que puedes seguir para reducir los riesgos de una contusión cerebral o cualquier otro tipo de daño físico.

  1. Observa el balón en vuelo. El primer y mayor error que cometen los jugadores de fútbol es quitar la vista del balón. Es importante e imprescindible mantener los ojos en el balón mientras está en vuelo, de este modo el jugador puede juzgar la trayectoria del mismo con precisión. De esta forma el jugador se puede posicionar para avanzar en el juego sin poner en riesgo su salud.
  2. Comunícate con tu equipo. Las lesiones también se presentan cuando varios jugadores del mismo equipo se apresuran al mismo tiempo a cabecear el balón. Muchos jugadores se miden frente a frente con el jugador oponente al momento de cabecear, pero no debe ser así con jugadores del mismo equipo. Comunicarse abiertamente con los otros jugadores de tu equipo es vital. Usualmente los entrenadores también asignan jugadores para que cabeceen en ciertas zonas específicas del campo.
    1. Conoce el espacio dulce. La parte más gruesa del cráneo es la frente. Las contusiones o daños físicos se pueden evitar en gran medida cuando el jugador cabecea con la mitad de la frente. No solo esto, el balón también va a recibir un impacto mucho más fuerte por lo que el rechazo del mismo va a ser mucho más rápido y potente. Es por esta razón que el centro de la frente es también conocido como the sweet spot, o el espacio dulce. Por el contrario, siempre busca evitar golpear con el lado o la parte trasera de la cabeza.
  3. No cierres tus ojos. Cabecear un balón que ha estado en el aire por mucho tiempo no es lo mas agradable. Es por esta razón que muchos jugadores tienden a cerrar sus ojos al cabecear. El problema con esta situación, es que implica que el jugador cierre los ojos durante algún momento de la trayectoria del balón en el aire. Es importante mantener la vista puesta en el balón hasta que el mismo haya hecho contacto con la parte frontal de la cabeza. Esto no solo puede evitar lesiones, si no que evita el tomar ventaja de la jugada por parte de algún jugador oponente.
  4. Presión a través de la pelota. No permitas que el balón simplemente aterrice de golpe en tu cabeza. Anticipa, tu eres el que quiere cabecear la misma y por esta razón debes tomar la iniciativa. Que seas tu el que quiera cabecear el balón y no la pelota la que quiere golpearte a ti. Esta es la situación que trae ventaja al juego.

Teniendo en cuenta estos cinco consejos podrás cabecear un balón con mucha mayor precisión. También te ayudará a reducir el riesgo de daños causados por esta acción. La práctica constante te llevara un mejor desempeño.

 

Estos y muchos más consejos en Bolton Colombia, especialistas en Artículos deportivos.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Select your currency
USD Dólar de los Estados Unidos (US)
WhatsApp chat